Se acaba la vendimia

//Se acaba la vendimia

Se acaba la vendimia

El noble trabajo de seleccionar lo mejor.

Llegó ese momento en el que se mezclan las emociones. Después de más de un mes de recolección, de fiesta y de expectación, llega el momento en el que la vendimia termina y empieza ese proceso mágico que convierte la uva en vino. Tradición, ciencia y una cierta dosis de intuición para lograr el vino deseado. Reflexionar sobre las aventuras de una uva que nace de una planta maltratada por el frio y el calor, para convertirse en un delicado producto que puede dormir durante décadas en una bodega siempre resulta excitante.

Se acaba la vendimia, Bodega Faustino

En nuestras bodegas de La Rioja la vendimia va llegando a su fin. Las variedades de nuestras uvas Tempranillo y Graciano llegan al final de su cosecha y, como cada año, las bodegas se van llenando del fruto que rebosa las mesas de selección. Un proceso que empezó hace meses y que acabará dentro de unos años cuando se descorche esa botella de vino. Una botella de Faustino I Gran Reserva merece sólo lo mejor.

La vendimia no es una tarea sencilla y menos si se hace de una manera manual. Es un trabajo minucioso, lleno de cariño, detalle y perfección.

Al mismo tiempo que los colores del otoño tiñen de ocres y rojos los viñedos, nuestros vendimiadores van recogiendo a mano, con sus corquetes, los racimos que después depositan con mimo en cajas que llegarán a la bodega.

El siguiente paso no es menos minucioso. Las uvas llegan a las mesas de selección y, como si de una danza se tratase, el fruto baila al tiempo que los seleccionadores van separando los palos de las uvas.

El proceso de selección de la uva es clave en la calidad del vino que se obtendrá posteriormente. Aquí se separan los racimos o granos que están en condiciones óptimas de los que no nos valdrán para llegar a crear nuestros vinos más tops. Las rapas, los racimos inmaduros, los pámpanos y demás se desechan, quedando solo el fruto perfecto.

El despalillado es importante hacerlo bien, las sustancias aromáticas vegetales y los taninos verdes que aportan los raspones a veces no son matices deseados en la elaboración de los vinos, sobre todo de los tintos.

Se acaba la vendimia, Bodega Faustino

 

Se acaba la vendimia, Bodega FaustinoEl estrujado vendrá después de pesar las uvas. Se romperá el hollejo de cada una de las uvas para liberar sus jugos. y después vendrá el prensado para separar ese jugo azucarado lentamente. Esa en nuestra maravillosa materia prima.

El despalillado, el estrujado, el prensado… Son como actores que van dando forma al guion para conseguir la añada perfecta.

Pero no solo el trabajo minucioso se queda en la bodega. En el campo, las labores después de la vendimia no cesan. Nada más terminar de vendimiar, lo primero que se hace es conservar el suelo, abonarlo para que vuelva a tener los nutrientes que darán el alimento a las futuras cosechas.

Esos fríos primerizos son necesarios para que el ciclo continúe. Cuando empieza el frío y las vides se adormecen, es el mejor momento para abrir el suelo y que se oxigene y para quitar las malas hierbas. Después se volverá a podar, se limpiarán los sarmientos, se volverán a arar las tierras y quitar las malas hierbas. El viñedo necesita descansar para que la magia vuelva el año que viene. Eso es la viticultura.

Por | 2021-10-21T00:18:04+00:00 octubre 21st, 2021|Categorías: Mundo Vino|Etiquetas: , , , , |Sin comentarios