La sostenibilidad empieza en el viñedo

//La sostenibilidad empieza en el viñedo

La sostenibilidad empieza en el viñedo

Las primeras bodegas de la DO La Rioja en obtener la certificación Sustainable Wineries for Climate  Protection han sido nuestras bodegas Faustino y Marqués de Vitoria.

Trabajar por un cultivo sostenible y respetuoso ha sido siempre una de nuestras máximas, y, con esta certificación se reconoce la eficiencia y rigurosidad de nuestros procesos vitivinícolas. No es un simple título. Es una manera de entender nuestro trabajo.

Desde hace mucho tiempo nos importa la adaptación al cambio climático, el cuidado de la biodiversidad, el reducir la huella de carbono con nuestros procesos que dan cada día vinos de mayor calidad. Esa mezcla de tradición y tecnología ha sido siempre una de nuestras apuestas.

La sostenibilidad empieza en el viñedo

Este sello de garantía es mucho más que un título. La Federación Española del Vino creó en 2015 el sello Wineries or Climate Protection como única certificación específica para bodegas en materia de sostenibilidad medioambiental. Ahora este sello ha evolucionado a la certificación Sustainable Wineries for Climate Protection para adaptarse a los estándares cada vez más exigentes en todos los aspectos, como el de sostenibilidad social, económica y de gobernanza.

De esta manera esta certificación asegura una sostenibilidad integral, algo fundamental para una buena gestión ecológica a medio y largo plazo.

La sostenibilidad empieza en el viñedo

Los criterios que nuestras bodegas Faustino y Marqués de Vitoria se basan en cuatro dimensiones:

  1. La medioambental: La labor para una buena gestión del agua, de los residuos, de la eficiencia energética. Todo esto confluye en la gestión de las emisiones de GEI, el suelo y biodiversidad.
  1. La social: La dimensión social abarca la seguridad y la salud de los trabajadores, de los consumidores, de los proveedores. Todos los agentes que interactúan en el proceso, en el cuidado del territorio y la protección de la cultura local son importantes.
  1. La económica: a este respecto lo que más se valora y a lo que hay que llegar es a la eficiencia real y a la resiliencia ante cualquier evento o situación.
  1. La gobernanza: por último la gestión de la sostenibilidad, el comportamiento ético y la relación con los grupos de interés, debe ser uno de los pilares para dirigir una bodega sostenible.

Con esta certificación Familia Martínez Zabala se mete en la rueda de las bodegas del futuro, en la que buscamos una mejora continua, un aprendizaje diario y el respeto y el cuidado del entorno.

Por | 2023-07-08T23:04:02+00:00 julio 11th, 2023|Categorías: Mundo Vino|Etiquetas: , , |Sin comentarios