Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia

//Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia

Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia

Portia es una de las bodegas más vanguardistas y con mejor arquitectura que podemos encontrar en la Ribera del Duero. Un cartel lo deja claro. A 171 kilómetros de Madrid, en Gumiel de Izán, además de buen vino podemos encontrar un destino perfecto para el fin de semana.

Visitas guiadas a las bodegas, catas y rica gastronomía en sus restaurantes, y, si además queremos empaparnos de verdad de la zona, aquí os dejamos 10 caprichos para visitar alrededor de las Bodegas Portia y descubrir algunas de las maravillas de Burgos… Al margen de su morcilla y sus lechazos.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Gumiel de Izán

1.- Gumiel de Izán.

Esta villa burgalesa es Conjunto Histórico Artístico desde 2003. Tiene su fortaleza medieval con su famoso Arco de los Mesones, calles empedradas, casonas de piedra con escudos heráldicos, bodegas subterráneas y plazuelas donde disfrutar de la gastronomía burgalesa. Un pueblo que sorprende.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Parque Natural Hoces del Río Riaza

2.- Parque Natural Hoces del Río Riaza.

Este Parque Natural está en los límites de Segovia con Burgos. Es un santuario de sabinas. El poder contemplar estos delicados árboles tan esplendorosos como aquí es todo un espectáculo. Los hay que están aquí desde hace más de 2.000 años. Gran sorpresa.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Lechazo Aranda de Duero

3.- Un cordero en Aranda de Duero.

Aparte del gran patrimonio monumental, Aranda de Duero es la capital de la Ribera del Duero y los grandes maestros a la hora de hacer un lechazo asado. Durante el mes de junio celebran las Jornadas Gastronómicas del Lechazo Asado. Nueve asadores del lugar ofrecen un menú completo y bien acompañado de vinos de su denominación de origen.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Festival Sonorama

4.- Irse de festival a Sonorama.

Desde 1998 en Aranda de Duero se celebra el Festival Sonorama Ribera en el mes de agosto. Mucho más que un concierto. Es un festival de música indie y se ha convertido en un referente nacional.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Senderismo Cabañes de Esgueva

5.- Senderismo la ribera de Cabañes de Esgueva.

Cabañes de Esgueva es una villa a la ribera del río Esgueva. Tiene un puente medieval y una calzada romana… y sobre todo unos senderos de ribera fabulosos para recorrerlos. El río Esgueva es además un magnífico río cangrejero, ideal para pasar una jornada campestre.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Lerma

6.- Un paseo por Lerma y un café en el Palacio Ducal.

A unos 20 minutos de las bodegas encontramos Lerma. Lerma es una ciudad palaciega, con muchísimo patrimonio artístico e histórico. El estilo herreriano de su Palacio Ducal le imprime el carácter señorial que tuvo en tiempos del Duque de Lerma. Hoy es Parador Nacional y un estupendo sitio donde tomar unos dulces del lugar y un café.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Peñaranda de Duero

7.- Las Casas de Peñaranda del Duero.

Peñaranda es un pueblo precioso. Medieval hasta la médula y con un castillo que lo preside todo desde las alturas. Pero lo más sorprendente es lo bien que se conservan las casas medievales con sus entramados de madera por toda su geografía.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Santo Domingo de Silos

8.- Una joya románica: el claustro del Monasterio de Santo Domingo de Silos.

Entre el Camino del Cid y el Camino de la Lengua Castellana está Silos. Ya solo por los capiteles del claustro de su monasterio merece la pena acercarse hasta allí.

Algunos expertos comparan la pureza compositiva de estos capiteles con la geometría que aplicaba Cézanne en sus obras.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Desfiladero de Yecla

9.- El desfiladero de La Yecla.

Puentes, pasarelas, una garganta que al pasearla nos sorprende con cascadas, pozas e incluso nidos de buitres leonados.


Diez caprichos alrededor de Bodegas Portia, Capilla de San Olav

10.- La Capilla de San Olav.

La hermandad entre Covarrubias y Noruega es conocida ya entre los lugareños desde hace décadas. Tal es la gran amistad entre estos dos pueblos que en 2011 y para cumplir la promesa hecha hace 750 años por el Infante Felipe de Castilla a su princesa noruega, se construyó esta ermita en honor a San Olav. Una curiosidad en un enclave precioso.