Cremas de primavera y vino

//Cremas de primavera y vino

Cremas de primavera y vino

El vino también les acompaña.

Siempre apetecen y nos sacan de muchos apuros. Las cremas frías de verduras son un must de la primavera. Bien sirven para una cena rápida como para un entrante o un entreplato. Son una manera distinta de comer verduras y hortalizas y con una copa de vino, la dieta mediterránea perfecta y sabrosa.


CREMA DE CALABACÍN FRÍA

Cremas de primavera y vino, crema fria calabacin

Empezamos por un clásico, la crema de calabacín. El calabacín es un alimento muy nutritivo y de bajo aporte calórico, así que para la operación bikini es perfecto. Para prepararlo nada más hay que rehogar calabacines con cebolla, aceite de oliva y sal. Luego se añaden patatas troceadas, caldo de pollo y a cocer.

En unos treinta minutos las patatas ya están blandas y llega la hora de triturar. Si gustan los trocitos, un golpe de batidora, y si lo que queremos en una crema sedosa, pues a darle al pasapuré o al robot.

Después no queda más que meterla en la nevera y en unas horas lista para comer. Poner una botella de Faustino Art Collection Chardonnay al lado es también muy recomendable.


CREMA FRÍA DE ESPÁRRAGOS TRIGUEROS

Cremas de primavera y vino, crema esparragos trigueros

“Los de abril para mí y los de mayo para mi caballo” Este refrán ya no hace justicia al pobre triguero. Los espárragos trigueros ya están buenos durante toda la primavera y parte del verano. Acompañada de un poco de nata y unos crujientes de jamón, es un plato completo y delicioso.

Se cortan en juliana unos espárragos, dejando las yemas para adornar junto al jamón, un poco de cebolleta y se rehogan con aceite de oliva. Caramelizamos un poco las verduras antes de cocerlas, así darán un toque más sabroso. Después se cuecen con caldo de ave, pimienta blanca y sal. Se tritura, se echan leche y nata, y la crema ya está hecha. Se saltean las yemas de espárragos y el jamón, y a disfrutar. Seguro que tenemos una botella de Portia Verdejo cerca, para cerrar el círculo.


CREMA FRÍA DE PEPINO

Cremas de primavera y vino, crema fria pepino

Potente, diurético y depurativo. Para esos días de calor en los que nos hinchamos como globos, la crema de pepino es una prescripción de lo más deliciosa.

Vamos con la receta… se pochan cebolletas y patatas en mantequilla. Se añade caldo de verduras, un puñado de berros y se cocina hasta que la patata está hecha. Una vez retirado del fuego se añade el pepino y se tritura.

Después se añade un yogur y un poco de mejorana o hierbabuena, se mezcla y a la nevera. No es el plato más sabroso, pero una botella de Campillo Rosé nos ayuda a verlo de otra manera.


CREMA FRÍA DE GUISANTES CON MENTA

Cremas de primavera y vino, crema guisantes y menta

Refrescante y nutritiva. Los guisantes están ricos de cualquier manera, pero con el punto que le da la menta, se transforman en una de las cremas estrella de la primavera.

Para hacerla se pocha cebolla, se añaden los guisantes y se rehogan cinco minutos. Una vez rehogados se cubren con agua y sal y unas hojas de menta. Se hierve diez minutos y se retira del fuego para que infusionen las hojas de menta.

Se pueden retirar algunos guisantes antes de triturar para luego encontrar unos toques crujientes a la crema… y unos taquitos de jamón, que tampoco le vienen mal. Un Condesa de Leganza Blanco Viura es un complemento perfecto.


CREMA FRÍA DE REMOLACHA Y PUERROS

Cremas de primavera y vino

La remolacha es un superalimento, tiene ácido fólico y vitaminas B para aburrir. Es anticancerígena y rica donde las haya. Combinada con los puerros alcanza ese equilibrio casi perfecto entre el sabor herbal y el más profundo aroma a tierra de la remolacha.

Para prepararla se lavan los puerros y se sofríen en una sartén. Se pochan, se añade patata para darle un poco de consistencia y se cuece con caldo vegetal.

Una vez cocinado se deja enfriar y entonces se añaden las remolachas cocidas y troceadas y un poco de leche, y se tritura. Después se pone al fuego para que espese un poco y ligue bien y a enfriar a la nevera. Un Fortius Chardonnay de Marqués de Valcarlos es el compañero perfecto.


 

Por | 2021-05-03T16:36:27+00:00 mayo 3rd, 2021|Categorías: Mundo Vino|Etiquetas: , , , |Sin comentarios