Argentina también tiene verano

//Argentina también tiene verano

Argentina también tiene verano

Momento de romper con los tópicos.

Famosos son los argentinos por sus excelentes carnes, pero la gastronomía argentina tiene vida más allá de los asados y parrillas. Hoy nos entregamos al maridaje argentino-español. Aunque Argentina es tierra también de grandes vinos, a los nuestros acogen con los brazos abiertos a las delicias del otro lado del charco. En un país tan grande la variedad climática es muy generosa, pero en los meses de verano la ciudad y el campo rompen los horarios para disfrutar de la vida y del vino.


ASADOS Y TINTO CRIANZA

Argentina también tiene verano

Empecemos por lo que todos tenemos en la memoria gustativa de la pampa. Una entraña con cuero, unas costillas, el crepitar de la parrilla y comienza la fiesta. Los asados en Argentina normalmente se asocian con la celebración y, realmente la manera que tienen de tratar la carne, es otra cosa.

Los sabores intensos de sus carnes reclaman a gritos un tinto con cuerpo y buena frescura, con un toque de madera que limpie la grasa de la carne. Si tenemos un buen parrillero, le podemos traer a casa con el reclamo de los crianzas de Marqués de Vitoria.


PICADA Y TINTO JOVEN

Argentina también tiene verano

La picada es el tapeo argentino. Nada mejor para ver un partido de futbol con los amigos. Y,¿en qué consiste? Pues una mesa llena de quesos, jamones, encurtidos, chorizos, escabeches… y que corra el vino. Para este festín de sabores, lo mejor es acompañarlo de un tinto joven, sin complejidad y con mucha frescura. También le van muy bien los rosados. No olvidemos que Argentina siempre es favorita en cualquier Mundial de Futbol. La sombra de Maradona es alargada y los vinos de Fortius pueden ser una buena solución para los momentos de emoción y drama.


EMPANADAS Y VINO PARA TODOS LOS GUSTOS

Argentina también tiene verano

Es difícil elegir qué plato representa más a la nación argentina, si las carnes o las empanadas. Cada región de Argentina tiene una empanada que la caracteriza. Se comen a todas horas y pueden dibujar un mapa perfecto de toda su geografía.

Tucumán es la sede de la Fiesta Nacional de la Empanada y, de aquí, son las más clásicas. Rellenas de carne (matambre), que la cortan a cuchillo, con ajo, cebolla, comino, pimienta y pimentón. Nuestra bodega de Marqués de Valcarlos produce un maravillo rosado con merlot y tempranillo como base.

Otra modalidad bastante conocida es la de las santiagueñas. Carne y comino envueltos en una masa de trigo, leche y grasa. Jugosas y perfectas para un espumoso. Y si queremos un blanco con algo de barrica, las empanadas riojanas, con su cebolla, patata, morrón, huevo y ají, le van al pelo. Nuestro Campillo Blanco Fermentado en Barrica puede ser una acción.


PASTA Y CULTO A LA FAMILIA

Argentina también tiene verano

No hay domingo que se precie sin que haya un plato de pasta en las casas argentinas. Su influencia italiana se deja ver en todos los barrios de la geografía argentina. Lasañas, raviolis, canelones… y todos frescos. Es uno de los países donde más pasta fresca se consume. Dependerá mucho de lo que acompañe a la pasta para acertar con el maridaje. La temperatura de vino elegido puede ser decisiva en nuestra elección…


ALFAJORES Y CAVA

Argentina también tiene verano

Los alfajores son de herencia árabe y posiblemente, llevados por los españoles a tierras argentinas. Dos tapas de masa de pasta de almendras, con rellenos varios. Chocolate, dulce de leche, miel, nueces… cualquiera de ellos con una copa de cava son un buen colofón para este viaje culinario por la tierra austral. “Lo pinchas y muge”