Vinotecas en casa

//Vinotecas en casa

Vinotecas en casa

La otra forma de cuidar nuestros vinos.

Una de las principales razones para desear tener un castillo es que así, por fin, podremos tener una bodega imponente en donde guardar esas botellas de vino que tanto nos gustan. Pero la realidad es muy diferente y no podemos cumplir siempre nuestras fantasías. Éste es el momento en que aparecen las vinotecas para salvarnos la vida.

Estamos acostumbrados a utilizar la palabra vinoteca como el establecimiento, muchas veces un bar o restaurante, en donde el vino ocupa el centro de toda la actividad. Pero una vinoteca también es una cámara frigorífica que conserva en perfectas condiciones una pequeña cantidad de botellas. Lo ideal para nuestra modesta colección personal.

Es la forma de mantener de manera idónea nuestras botellas en nuestro propio domicilio, ajenas a los cambios de temperatura de invierno y verano, de aires acondicionados y calefacciones, pero también de humedad, que aunque no nos demos cuenta también afectan al vino. Una vinoteca buena protege también de la luz, los malos olores y las vibraciones, por lo que el vino reposa mucho mejor.

Vinotecas en casa

Al estar las botellas en posición horizontal hace que el corcho se mantenga húmedo. Este detalle no es muy importante en una botella que se vaya a consumir inmediatamente pero es fundamental si la queremos conservar durante un tiempo algo prolongado. Un ventilador integrado garantiza un enfriamiento uniforme en todo el interior.

Las vinotecas tienen una puerta de cristal panorámica que permite ver las botellas sin tener que abrirla. Debe ser cristal doble para mantener el aislamiento del interior. Una iluminación LED permite ver fácilmente el interior, y si es regulable le da un aspecto elegante al conjunto.

Es importante conseguir un equilibrio entre el volumen de la vinoteca y el número de botellas que puede albergar. Si queremos que no estén amontonadas, que se puedan meter y sacar fácilmente, además de que se puedan guardar botellas de diferentes tamaños, es necesario que la capacidad de botellas sea limitada. Decidir la capacidad de la vinoteca es importante para no pecar por exceso o por defecto. No tiene sentido adquirir una buena vinoteca y ver a los dos días que se nos ha quedado pequeña o que tenemos un aparato inmenso que nunca vamos a llenar. Para ello podemos agruparlas en tres grupos: de menos de 20 botellas, de entre 20 y 50 o de más de 50. La elección depende de cada uno.

Vinotecas en casa

Evidentemente lo mejor será colocar esa vinoteca en el lugar de la casa menos expuesto a circunstancias adversas de temperatura, humedad y olores. Pero al final tampoco tenemos muchas opciones pero las especiales condiciones de las vinotecas nos permitirán superar cualquier inconveniente.

Ya sea en nuestro domicilio, en una sala de presentaciones, en un bar o cualquier otro lugar, también hay que tener en cuenta la estética de la vinoteca. Hay algunas vinotecas muy elegantes que no desentonan en ningún espacio.

Un detalle fundamental a la hora de elegir nuestra vinoteca particular es si la queremos para guardar vinos para envejecer o para un consumo próximo. O para ambas cosas. Si es para consumo inmediato también es interesante contar con un portacopas que nos permita tener la copa a la temperatura adecuada.

Cada vez somos más los que disfrutamos del buen vino en nuestro domicilio. Por eso, cuando descubrimos un vino concreto que nos gusta es como un hallazgo del que queremos gozar en otras ocasiones, y entonces pensamos en hacer un cierto acopio. Con una vinoteca sabemos que podemos mantener y conservar nuestros vinos favoritos en perfectas condiciones. Una vinoteca será nuestra particular cámara del tesoro.

Afortunadamente la oferta de vinotecas ha aumentado mucho en los últimos años y ahora se dispone de un amplio abanico de posibilidades, con mucha amplitud en tamaños, prestaciones y precios.

 

Algunas de las vinotecas recomendadas, de las más pequeñas a las más grandes:

Vinotecas en casa, Orbegozo VT810Para 8 botellas: Vinoteca Orbegozo VT810

Una vinoteca pequeña, que cabe en cualquier sitio y que no precisa de instalación especial.

Perfecta para cocinas muy conpactas

 

Para 12 botellas: Orbegozo VT 1210

Es un poco más grande y permite almacenar 12 botellas en seis niveles. Gama de temperaturas: entre 11ºC y 18ºC.

 

Vinotecas en casa, Saivod VSC3818DPara 33 botellas: Saivod VSC 3818D

Una vinoteca para 33 botellas de tamaño estándar, probablemente para menos si empleamos botellas de cava o de vino de forma o tamaño especial. Gama de temperaturas: entre 4ºC y 18ºC. Clasificación energética A.

 

Para 56 botellas: Klarstein Bellevin 62

Es una vinoteca elegante, que incluye portacopas, y se adapta a cualquier espacio con público, como una presentación u otro evento social.

 

Vinotecas en casa, Klarstein Bellevin 62Para 66 botellas: Liebherr WKr-1811-21

Una vinoteca de elegante color burdeos, permite acumular una alta cantidad de botellas en un espacio muy reducido, por lo que es una buena opción si es necesario compatibilizar ambos aspectos. Gama de temperaturas: entre 5ºC y 20ºC. Clasificación energética A+.