Tres vinos blancos para tres ensaladas

//Tres vinos blancos para tres ensaladas

Tres vinos blancos para tres ensaladas

La ensalada también tiene sus clásicos.

Con el calor del verano siempre decimos eso de “para comer sólo me apetece una ensalada”. Esta frase se complementa con otra igual de socorrida pero con más verdad que el amor de abuela: “en verano apetece más el vino blanco fresquito que el tinto”. Si unimos ambos conceptos tenemos resuelta la comida. Pero claro, todos los días con la misma ensalada y la misma copa de vino puede resultar aburrido por repetitivo.

Es el momento de sacar partido de la imaginación para elaborar ensaladas y de la gran variedad de vinos blancos de los que disponemos para variar cada día de vino. Quedan muy lejos los tiempos en que las ensaladas eran exclusivamente de tomate y lechuga y ya nos hemos olvidado de ese dicho tan espantoso que nos recordaba que “el mejor vino blanco es tinto”. No debemos perder de vista la siesta que viene después de la comida, pero para eso no podemos dar consejos.


Tres vinos blancos para tres ensaladas, Ensalada Campera

Ensalada campera

La ensalada campera es un clásico del verano, como el calor, las vacaciones y la piscina. Tiene la ventaja de contar con todos los nutrientes para una buena comida así que puede convertirse fácilmente en plato único. Las patatas dan energía, el huevo cocido y el atún son proteínas sanas y la verdurita que acompaña nos limpia la conciencia.

Cuántas ensaladas camperas han caído en la orilla del río, en el porche de la finca o en un chiringuito en la sierra, que no todos están en la playa. Es la ocasión de abrir una botella de Marqués de Vitoria Blanco, un rioja elaborado con uvas 100% viura, muy aromático, con notas florales que también alimentan.


Tres vinos blancos para tres ensaladas, Ensalada Queso de Cabra

Ensalada de queso de cabra

Si un día nos levantamos caprichosos y queremos darle un toque sofisticado a nuestra vida pero sin dedicarle demasiado esfuerzo al tema gastronómico lo mejor es imitar esta receta que es tan sencilla como aparente. La base de tomate y lechuga podemos alegrarla con un buen medallón de queso de cabra, unos piñones, un poco de vinagre balsámico, una cucharada de miel y una pizca de mostaza de Dijon.

La explosión de sabor será celebrada por nuestros invitados, a los que podremos decir que aprendimos la receta en un tour gastronómico por “la France”. Si la acompañamos con una botella de Condesa de Leganza Verdejo 100%, de ese color dorado verdoso tan limpio triunfaremos sin duda.


Tres vinos blancos para tres ensaladas

Ensalada de bacalao

Si pudiéramos encontrar naranjas en verano, lo que antes era imposible pero ya no tanto, podríamos preparar un remojón andaluz. Pero si nos centramos en los productos típicos de esta estación, lo que nos ofrece el mercado de manera natural, podemos seguir contando con el bacalao para disfrutar de su sabor y enormes propiedades.

En esta ocasión proponemos una base tradicional de tomate y algo verde como un surtido de brotes al que le vamos a dar la alegría de su vida. Por un lado rehogamos el pimiento y la cebolla a fuego muy suave para caramelizarlos un poco. Para una ensalada apetitosa a nosotros nos gusta el bacalao marinado que aporta sabor, consistencia, sorpresa y no llena mucho. Unas aceitunas ayudan a redondear la ensalada.

Nos hace falta un trozo de pan bueno y una botella de Marqués de Valcarlos 100% chardonnay, tan limpio y elegante que nos hará pensar que estamos en una fiesta organizada por el duque de Cornualles.