Roberto García Jefe de Sala de El Riscal

//Roberto García Jefe de Sala de El Riscal

Roberto García Jefe de Sala de El Riscal

El vino tira de los bueyes.

Según cuentan un 60 por ciento de la clientela vuelve a un local gracias al trato que se le ha dado, y es que somos animales sociales que necesitamos sentirnos queridos y cuidados… La figura del Jefe de Sala es fundamental en el funcionamiento de un restaurante, buen comunicador, buen consejero y atento. La experiencia ya es otra…

Roberto García Jefe de Sala de El Riscal

En El Riscal, en Carbonero el Mayor, en Segovia, lo saben bien. Aunque las ideas de Jesus y Javier mueven el mundo maravilloso de la carne de Buey para todos los aficionados, Roberto García es el encargado de llevar la sala y también de la función de sumiller.

La tarea no es fácil, cuatro salones y una vinacoteca con más de 160 referencias en su haber. Roberto comenzó en el mundo de la hostelería a los 16 años y desde entonces no ha parado, dedicándole los últimos 15 años a El Riscal. Gestiona las compras, organiza la sala y se encarga de la bodega.

Aquí la carne de Buey es la protagonista. El Riscal presume de ser un sitio de referencia en lo que a carnes se refiere. Cansados de ver como daban vaca vieja por buey en la mayoría de los restaurantes que visitaban, decidieron tener su propia ganadería de bueyes y dar carne de buey de verdad, y de la buena.

Roberto García Jefe de Sala de El Riscal

La combinación de ganadería y hostelería de los hermanos García, convirtieron este restaurante heredado de sus padres en una parada imprescindible en la ruta de los amantes de la carne. Si a esto unimos los jamones de Monte Nevado que también se elaboran en la zona, la jornada puede ser perfecta.

Roberto García Jefe de Sala de El Riscal

Mantienen una explotación con un centenar de bueyes. Bueyes de trabajo español, lo que les da un equilibrio entre músculo y grasa perfecto para la piedra. Aquí la carne se sirve fileteada junto a piedras de barro para que cada cual se la haga a su gusto, aunque también lo presentan como carpaccio o en chuletón, incluso en guiso de morcillo de buey.

 

Roberto García Jefe de Sala de El Riscal

Un dato a tener en cuenta es que la carne de buey a la piedra está incluida en el menú diario. La vinacoteca tiene mención aparte, y con las sugerencias de Roberto, el maridaje es un éxito seguro. La oferta de vinos abarca toda la geografía española, pero nunca olvidan la influencia de los vinos de Castilla y León y las joyas de pequeñas bodegas que encuentran por estas tierras.

Roberto García Jefe de Sala de El Riscal

Qué alegría da tomar un aperitivo con una morcilla de Burgos o una Mollejas acompañadas de un Campillo. Y como la vida evoluciona se puede dejar hueco en la mesa para un pulpo frito con helado de mostaza, que marida con casi todo.

El carpaccio, perfecto para tomar con alguna referencia de Faustino, y cerramos con el CaBu (Carne de Buey) a la teja, regado con un Faustino Reserva que nunca falla.

Con estas referencias la visita al Riscal se hace obligatoria, y de paso, descubrir el pueblo de Carbonero el Mayor, es un atractivo a sumar. Aquí se pueden encontrar todavía oficios antiguos como las bordadoras de punto segoviano, dulzaineros y alfareros… de los más reputados de Castilla y León. Los bueyes tiran mucho!

By | 2020-02-07T09:48:16+00:00 febrero 7th, 2020|Categories: Mundo Vino|Tags: , , , |0 Comments