Rafa Macías, jefe de sala de Sa Farinera

//Rafa Macías, jefe de sala de Sa Farinera

Rafa Macías, jefe de sala de Sa Farinera

El vino con alma de isleño

Rafa Macías jefe de sala de Sa Farinera, Restaurante Mallorca, vinos FaustinoUn restaurante en un antiguo molino en el que las muelas y la antigua maquinaria forma parte de la decoración es un monumento a la historia de Mallorca. Una historia que recuerda viejos modos de vida, los que hace medio siglo —con el boom imparable del turismo en la isla— llegaron a su fin.

Pero este restaurante es también parte de la vanguardia ya que aquí estuvo la primera parrilla de la isla a la que aportó modos muy peculiares como que los propios clientes se asaban la carne que iban a degustar.

Por eso, siempre da gusto entrar en un sitio que lleva décadas haciendo bien las cosas. Hay muchos elementos necesarios para el éxito y el jefe de sala es uno de los protagonistas fundamentales. Rafa Macías lleva 34 años trabajando en Sa Farinera y ya forma parte del paisaje de la casa. Y los clientes lo agradecen.

“Aquí todo gira en torno de la parrilla, que sólo alimentamos con leña de almendro y olivo, la mejor para hacer brasas”, afirma Rafa con un cierto orgullo. “Y las carnes están elegidas a conciencia en Galicia y Cataluña”.

En Sa Farinera no hacen ningún tipo de publicidad pero siempre están llenos. Aparte de los clientes ocasionales venidos con el trajín turístico la casa tiene su clientela fija, tanto nacionales como extranjeros residentes.

La carne es la protagonista absoluta de este asador: solomillo, entrecot y chuletón son las estrellas pero aquí también brillan las piezas de cerdo, avestruz, conejo y cordero. “Y también picantones y codornices”, añade Rafa, “además de verduras y ensaladas”.

Rafa Macías jefe de sala de Sa Farinera, Restaurante Mallorca, vinos Faustino

Rafa Macías jefe de sala de Sa Farinera, Restaurante Mallorca, vinos FaustinoEn cuanto al vino, lo tiene claro: “Si me piden un vino para acompañar las carnes siempre les ofrezco el vino de la casa. Y se sorprenden cuando les traemos una botella de Faustino Crianza. Si algún cliente tiene alguna duda le digo que no se preocupe, que si no le gusta me lo llevo sin problemas. Nunca me devuelven una botella de Faustino Crianza, nadie quiere cambiar cuando lo prueban”.

La relación de Sa Farinera con Faustino viene de lejos y es uno de los elementos fundamentales que atraen a los clientes reincidentes. “Creemos que cada vez lo hacen mejor. Y, además, los cambios de etiqueta los han vuelto muy atractivos”. Tanto en tintos como rosados y blancos. Estos últimos cobran especial protagonismo en la temporada de verano.

Cuando entramos en confianza le preguntamos que se moje, que nos recomiende otros vinos que le gustan. Y no tiene duda: “El Portia Prima está muy logrado. Y el Campillo Crianza” Se detiene un poco para elegir la palabra correcta, “el Campillo Crianza está de muerte”.

Está claro, siempre hay que contar con la opinión de los profesionales que llevan décadas dedicados a la tarea de hacer felices a los comensales.

 

Más información:

Sa Farinera. Camino Son Frangos, s/n. Ca´n Pastilla. Palma de Mallorca. Autopista Palma-Llucmajor (salida 10). Tlf: 971 262 011

By | 2019-12-18T00:16:09+00:00 diciembre 23rd, 2019|Categories: Mundo Vino|Tags: , , , , |0 Comments