Los surrealistas y el vino

//Los surrealistas y el vino

Los surrealistas y el vino

El arte necesita vino.

El surrealismo, ese movimiento que pretendía canalizar el inconsciente para desbloquear la imaginación, fue una de las mayores revoluciones en el mundo del arte junto con el cubismo y todas las vanguardias de principios del siglo XX.

Las obras de arte saltaron de los lienzos a los objetos, la imaginación y la inspiración sin filtros comenzaron a invadir las salas de arte, los salones de las casas, y como no, los locales donde disfrutar un vino.

Todos los artistas han tenido una relación de una u otra manera con el néctar de las uvas y, de alguna forma, las incluyeron en sus obras de arte, y los surrealistas no iban a ser menos. El vino es un patrimonio que genera creación.


ANDRÉ BRETON, EL CADAVER EXQUISITO QUE BEBERÁ EL VINO NUEVO

Los surrealistas y el vinoAndré Bretón fue el padre de los surrealistas. Junto a sus coetáneos Duchamp, Prévert, Péret y Reverdy, inventaron este juego de palabras, quizá desde alguna taberna de su adorado Saint Cirq Lapopie y junto a una copa de vino.

El juego consistía en construir una frase con sustantivo, adjetivo y verbo, y de ahí dejar al inconsciente de los demás jugadores que surgieran las palabras o dibujos que les vinieran a la cabeza. No había que dejarse llevar por la lógica, y el jugador que recibía el papel tenía que seguir con lo primero que se le ocurriera.

De esta manera se creó este juego, base del surrealismo y con el que hacían poesía y arte directamente desde el inconsciente. No se sabe si por inspiración o por amor, la primera frase que comenzó este peculiar juego de consecuencias fue “El cadáver exquisito beberá el vino nuevo” , todo un manifiesto que adoptó este nombre para que, tras series de interpretaciones surrealistas, vio nacer obras colectivas en las que el propio Dalí o Miró también participaron.


RENÉ MAGRITTE, LA FORMA DE UNA BOTELLA DE VINO

Los surrealistas y el vinoRené Magritte es conocido por sus ingeniosas y provocativas imágenes plasmadas en sus cuadros y objetos. Jugaba con la ambigüedad y la duplicidad, aunque fue un artista bastante independiente, su relación con el surrealismo siempre estuvo presente. Una constante de sus obras era el encuentro de contrarios o de objetos que no tenían nada que ver y que chocaban a la primera vista. Entre ellos está su famoso “La Botella de vino y el rábano”. Dos objetos, simples, una botella de vino y otra al lado que se transforma en rábano… ¿hay mayor surrealismo que ese, por sencillo que sea?

Magritte también utilizó la botella no como inspiración, sino como lienzo. Entre los años 1940 y 1941, cuando los lienzos escaseaban por la guerra, utilizaba botellas vacías como lienzo. Una de esas botellas, con el cuerpo de una mujer desnuda sobre ella, se subastó hace unos años en Christie’s de Nueva York por 725.000 dólares. Su nombre, Femme Bouteille…  El Arte también entiende de marketing.


SALVADOR DALÍ, LOS VINOS DE GALA

Los surrealistas y el vinoEl máximo exponente del surrealismo nacional fue Salvador Dalí, hombre extravagante y esperpéntico donde los haya. Conocida era su veneración por Gala, su mujer, y además de dedicarle su vida y obra, le dedicó dos libros que publicó en los años 70.

El primero de ellos fue “Las cenas de Gala”, publicado en 1973. En este libro recopiló 130 recetas catalogadas en 12 categorías de nombres como los Yo me como Gala o Los deliciosos pequeños mártires. Para maridar estas recetas publicó cuatro años más tarde “Los vinos de Gala”, una guía multisensorial, influenciada por el surrealismo para probar y sentir el vino. Incluye 140 ilustraciones en los que queda claro el amor del artista por el vino.

En el libro habla de las regiones vinícolas más importantes y los vinos más famosos, llamados por el catalán como Los diez Vinos Divinos. Después pasa a su particular cata, desde el punto de vista emocional y no sensorial. Un precioso libro que le valió ganar el Gourmand World Cookbook Award 2018.


 

Por | 2021-01-13T22:52:12+00:00 enero 13th, 2021|Categorías: Mundo Vino|Etiquetas: , , , , |Sin comentarios