De vinos por San Sebastián 2

//De vinos por San Sebastián 2

De vinos por San Sebastián 2

En San Sebastian no se falla.

Nadie duda de que San Sebastián  sea  uno de los lugares privilegiados del mundo en los que es muy difícil comer mal. Aunque lo intentes no lo consigues porque todos los bares y restaurantes son buenos o muy buenos. Algunos, además, brillan por sus bodegas, así que hemos buscado aquéllos en los que se combinan ambos elementos, además de buen servicio, como garantía de felicidad.

Un paseo por La Concha estimula el apetito por el ejercicio y el olor a mar. No queda más remedio que salivar pensando donde vamos a disfrutar de uno de los placeres de la vida que es comer en Donostia. Vamos allá.


De vinos por San Sebastián, Restaurante Juanito Kojua

Juanito Kojua. Portu Kalea, 14 San Sebastián. Tlf: 943 420 180.

Juanito Kojua es pura tradición, en el mejor sentido de la palabra. Dicen que es el restaurante más antiguo de la parte vieja de San Sebastián, lo que ya de por sí merece una medalla. La tradición no es sólo una cuestión de edad sino, sobre todo, de buenos modos. El ambiente, marinero a más no poder ya que se encuentra apenas cien metros del puerto, indica que aquí lo que impera es el pescado y el marisco aunque no se deja de lado nada que tenga sabor y sustancia. La ensalada de bogavante y el txangurro a la donostiarra conviven con las alubias de Tolosa y las berenjenas salteadas además de unos chuletones de buey de escándalo. Todo sienta muy bien con un Campillo Crianza.


De vinos por San Sebastián, Restaurante Bernardo Etxea

Bernardo Etxea. Triunfo Kalea, 3 San Sebastián. Tlf: 943 462 384

Bernardo Etxea es un renacido. Lugar de fama durante muchos años, echó el cierre durante un tiempo pero ahora ha vuelto con más fuerza que nunca aunque con las mismas armas de siempre: el mejor producto y la mayor pasión por el trabajo bien hecho. El nuevo local está en el mismo centro, a 100 metros de La Concha, y allí se hace un homenaje diario a los buenos productos del mar. El tartar de atún, el bogavante a la plancha, el mero y el rodaballo a la parrilla, el besugo, la parrillada de marisco, todo trae el aroma de las aguas que llegan a la playa. El vino, en cambio, sabe a Bodegas Faustino.


De vinos por San Sebastián, Restaurante Astelena

Astelena. EuskalHerria Kalea, 3 San Sebastián. Tlf: 943 425 867

En la parte vieja de Donosti siempre hay maravillas. Como la cocina vasca moderna que proponen en Astelena. Aquí se empieza con un carpaccio de langostino tigre con pistachos y frutos rojos o un arroz de calamar y kokotxa para seguir con un taco de bacalao con crema de guisantes y jabugo o unos callos con nombre propio. El menú degustación es consistente y sabroso y culmina con una torrija caramelizada. Todo esto se merece un Campillo Raro o un Campillo Tempranillo para que el festín sea completo.


De vinos por San Sebastián, Restaurante Aldaba

Aldaba. Tolosa Hiribidea, 119 San Sebastián. Tlf: 943 210 329

Ahora que suben las temperaturas la terraza de Aldaba se convierte en uno de esos lugares en los que uno se siente feliz. Aquí se mezcla la tradición y la modernidad y la combinación es muy satisfactoria. La tortilla de bacalao y las croquetas caseras de jamón pueden llegar a la mesa a la vez que un carpaccio de langostinos con cítricos o unas cigalitas en tempura y la ensalada puede ser de tomate, ventresca y piparras o templada de solomillo y foie. En los pescados triunfa lo de siempre, el cogote de merluza al horno con refrito, el lomo de bacalao con pimientos y cebolla o el rape al horno. El Campillo Crianza da el toque que llega a la perfección de la comida. También es de destacar el sistema de menús con descuento si se paga por anticipado, muy beneficioso si se sabe que se va a comer todos los días de la semana o del mes.


De vinos por San Sebastián, Restaurante Gandarias

Gandarias. 31 de Agosto Kalea San Sebastián. Tlf: 943 426 362

La receta de siempre nunca falla: producto fresco, de temporada, de cercanía. Y con todo ello tienes para hacer maravillas, incluso pensando en los celiacos. Una lasaña vegana para unos y unas verduras con almejas para otros, y todos contentos. Un revuelto de bacalao, unos hongos salteados o una ensaladilla rusa sirven como entrantes o un tapeo de lujo. Más consistente es el rabo de buey o la chuleta de vaca vieja aunque es difícil resistirse al bacalao al pilpil  y el cogote de merluza. La bodega es extensa y excelente, y por eso ofrecen Marqués de Vitoria Tempranillo y Campillo Tempranillo para beber bien con una buena comida.