Cinco lugares para vivir el arte y la verdura

/, Por Rioja/Cinco lugares para vivir el arte y la verdura

Cinco lugares para vivir el arte y la verdura

A la hora de hablar de verduras, pocos rincones españoles brillan tanto en cantidad, calidad y variedad de oferta como las tierras que baña el Ebro y sus afluentes al pasar por La Rioja, Navarra y Aragón. De hecho, si nos ceñimos sólo a los productos de la huerta, probablemente será la primera o segunda zona de la Península en cantidad de denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas. Cualquier viaje por la zona es un festival de productos de la tierra, sanos y sabrosos, y por una vez nos sentaremos a la mesa pensando que el eje de la comida no es ni la carne ni el pescado. Un buen vino siempre acompaña y completa una visita a un restaurante. Hacemos un recorrido por cinco poblaciones rebosantes de arte y verdura.


Pueblos y verdura, Tudela fiesta verdura Pueblos y verdura, Tudela AlcachofaTudela, Navarra

La alcachofa es una de las reinas de la mesa para los amantes de la verdura, y para ellos Tudela es la capital del territorio que produce una de las variedades más apreciadas. Más de 30 municipios navarros de la Ribera cultivan esta hortaliza dentro de la IGP Alcachofa de Tudela. Claro que, hablando de verduras, no sólo de alcachofas vive Tudela. También están los cogollos, los tomates, los espárragos que, en esta zona, alcanzan algunas de sus más altas cotas.

Por la parte de Tudela pasaron los romanos, como atestiguan los mosaicos de la villa de Soto de Ramalete, y la propia ciudad fue durante siglos lugar de convivencia de cristianos, judíos y musulmanes. En la catedral hay elementos románicos y góticos sobre vestigios de una mezquita. Pero además de muchas iglesias y palacios, el tesoro de Tudela está en el campo, en la Mejana, ese territorio fértil que proporciona algunas de las mejores verduras de Europa. Tanto es así que entre abril y mayo se celebran las Jornadas de Exaltación y Fiestas de la Verdura, en que se hace honor a los productos de la huerta. ¿Para acompañar? Los vinos rosados de Marqués de Valcarlos son una buena opción. 


Pueblos y verdura, Calahorra, coliflor Pueblos y verdura, CalahorraCalahorra, La Rioja

Hablar de los ríos Cidacos, Alhama y Ebro, del oriente de La Rioja, es hablar de huerta. Allí está Calahorra, que da nombre a la IGP Coliflor de Calahorra aunque esta indicación geográfica también incluye otros diez municipios. Calahorra es miembro destacado del club de las ciudades bimilenarias, ya que es heredera de la Calagoricos íbera y la Calagurris Julia Nassica romana. Que siempre ha sido la población más importante de la zona lo reflejan los hallazgos arqueológicos y que por ella pasara la calzada romana que unía Tarragona con Astúrica, lo corrobora. La presencia romana no empezó con buen pie y su asedio es comparable a los de Numancia y Sagunto. La catedral original es del siglo XII aunque fue reconstruida en estilo gótico en el XVI y luego tuvo el añadido de la fachada neoclásica. La huerta calagurritana no para de ofrecer productos de buena calidad, y según la temporada hay habas, guisantes, tomates, pimientos, cardo, acelgas y, sobre todo, coliflores. El mercado del jueves por la mañana es el lugar donde proveerse de estos productos. Y, en abril, disfrutar de las Jornadas Gastronómicas de la verdura.  Nunca está de más alguna botella de Faustino para acompañar.


Pueblos y verdura, Lodosa, pimientos Pueblos y verdura, Lodosa, pimientosLodosa, Navarra

Las fachadas de las casas de Lodosa, con las ristras de pimientos rojos puestas a secar son una de esas imágenes que perviven en el imaginario colectivo. Esos pimientos nos hablan de huerta, de amor por el trabajo bien hecho. Todo ello conduce, indefectiblemente, a la buena mesa. Las verduras de esta Navarra media, cerca de Estella, el monasterio de Irache, el Valle de la Solana, acercándonos ya al Ebro, es tierra de regadío y de riqueza hortícola. Los restos del acueducto romano nos habla ya del sabio manejo del agua en esta comarca, y las casonas de las calles Mayor y ancha, con sus escudos nobiliarios, transmiten una intensa sensación de historia, de tener los pies bien puestos en el suelo. De aquí y de unos pueblos cercanos surgen los Pimientos del Piquillo de Lodosa, con Denominación de Origen, pero la borraja, el cardo y los melocotones, por mencionar sólo algunos productos, no se quedan atrás. Una menestra de verduras de la zona es algo supremo, aunque algunos también gustan de acompañar las verduras con carnes y pescados.


Pueblos y verdura, Ejea de los Caballeros Pueblos y verdura, Ejea de los Caballeros, espárragosEjea de los Caballeros, Zaragoza

Ejea de los Caballeros es la capital de las Cinco Villas, un territorio lleno de arte, historia y verdura. Un nombre tan poderoso ya indica que la historia es uno de los platos fuertes de Ejea. La colegiata de El Salvador tiene esas portadas tan típicas del románico aragonés, y las torres góticas le dan ese punto de elegancia. Otra mezcla de estilos interesante es la de la antigua iglesia de Santa María, de estilo gótico mudéjar pero con fachada neoclásica. Al caminar por las calles encontramos casonas señoriales de la época renacentista. Aunque está en Aragón, toda esta zona de Zaragoza está incluida, en el tema del espárrago, dentro de la IGP Espárrago de Navarra. Además aquí se da acelga, endibia, judía verde, berenjena y un largo etcétera, delicias perfectas para disfrutar en la mesa después de un buen paseo por la Ejea monumental.


Pueblos y verdura, Nájera Pueblos y verdura, Nájera pimiento riojanoNájera, La Rioja

Nájera fue, en un tiempo, cuna de reyes y corte del reino de Pamplona-Nájera, allá en tiempos de Don García, que fundó el monasterio de Santa María la Real, hace casi mil años, en 1052. Con estos antecedentes, y estando en pleno Camino de Santiago, no es de extrañar que la historia y el arte aparezcan a la vuelta de cada esquina. En el monasterio se encuentran los panteones de los reyes navarros y de las familias nobles de la época cortesana. Muy cerca está Tricio, la Tritium romana, con una ermita con columnas de un primitivo templo romano y pinturas visigóticas y románicas. Después de alimentar el alma queda buscar alivio al estómago y aquí brillan, además de los caparrones verdes, las pochas, los espárragos y las alcachofas, los pimientos que pertenecen a la IGP Pimientos Riojanos. El Niño de Campillo es una buena opción para acompañar este festín.