Campillo riders

//Campillo riders

Campillo riders

Tres rutas en bici alrededor de Laguardia

 

Este verano se impone el turismo interior. Redescubrir nuestros rincones más queridos, volver al tiempo pausado de los largos días de verano y qué mejor manera que disfrutarlos que encima de una bicicleta. La bicicleta nos permite explorar caminos y senderos a ritmo lento, impregnándonos del paisaje, de los colores, de los aromas…

La Rioja Alavesa, entre la Sierra de Cantabria y la Sierra de Toloño, despliega sus valles plagados de viñedos para el uso y disfrute de los amantes de las dos ruedas. En bici, el tiempo y el espacio cambian de referencia.

Ruta de los Dólmenes de Elvillar

Los alrededores de Laguardia encierran un patrimonio de los más ricos en cuanto a vestigios megalíticos. Esta ruta es una de las más fáciles de hacer, unos 38 kilómetros que nos conducen por la mayoría de los dólmenes de la zona, sin dejar a un lado los viñedos, bodegas y ermitas que los acompañan.

El primer dolmen que encontramos es el de la Huesuda. Tras pasar el humedal de Prao, este dolmen es el más cercano a la población de Laguardia y el que mejor se conserva de toda la Rioja Alavesa. El siguiente dolmen está en Elvillar, uno de los más conocidos llamado el de la Hechicera. Este dolmen es impresionante, y probablemente fuera una construcción funeraria de las más sofisticadas de aquellos tiempos. Bajando por la carretera merece la pena hacer una parada en Elvillar y visitar el pórtico de la Iglesia de la Asunción. A la salida del pueblo, otro dolmen, en del Encinal, uno de los más curiosos y un poco escondido entre las encinas.

Continuamos camino y llegamos al dolmen de los Llanos, que tiene restos que demuestran que se utilizó nada más y nada menos que durante 1.000 años. Nada más dejar este paraje, oportunamente hay un merendero donde poder hacer una parada para descansar porque a partir de aquí empieza la subida a la Sierra de Cantabria.  Aquí merece la pena visitar la ermita románica de Santa María de Berberana y ya de vuelta, coger la bajada que nos lleva de nuevo a Laguardia.

Ruta de las lagunas

Unos 28 kilómetros de puro deleite. Las lagunas de los alrededores de Laguardia son el lugar ideal para recorrerlas en bici y de paso contemplar la cantidad de aves migratorias que se hospedan por estos lares. Un lugar perfecto, para montar un picnic y probar  los blanco de Bodegas Campillo.  Las alforjas en la bici son un accesorio perfecto.

Es una ruta sencilla y por pistas en buen estado. Empieza la ruta en Laguardia, hacia la carretera de Logroño y cogiendo la pista que sale hacia el sur. El recorrido es un agradable paseo entre lagunas y viñedos.

En el camino encontramos la sepultura colectiva de San Juan Ante Portam Latinam, de finales de Neolítico, el pequeño embalse de la Pau. La ruta ecológica (el antiguo PR-80) es un camino espectacular sobre todo para recorrer en época de vendimia, los colores son una pasada. Más allá el bosque de Navaridas y de nuevo, vuelta a Laguardia.

La senda de los cazadores

Esta ruta empieza dirección norte desde Laguardia hacia la subida a la cruz del castillo y es para ciclistas avezados y que les gusten mucho las pendientes. La subida inicial es dura hasta llegar al puerto el Toro, pero a partir de aquí, sale la senda de los cazadores es una maravilla.

Túneles de encinas y robles que enmarcan el camino hacia la ermita de Berberana, para volver de nuevo a Laguardia. Después del esfuerzo, una ruta de tapeo por los bares de Laguardia, también es un homenaje a Bodegas Campillo.

By | 2020-07-27T08:23:04+00:00 julio 27th, 2020|Categories: Sin categoría|Tags: , , , |0 Comments