A Faustino le gusta el golf

//A Faustino le gusta el golf

A Faustino le gusta el golf

Golf y vino con un buen Faustino

Golf y vino son dos palabras que parecen combinar la mar de bien, de hecho tienen hasta su propia Liga (Golf y Vino), que va ya por su décima edición. Lo habitual en lo que amantes de vino y golf se refiere es encontrar buenas rutas en las que los campos de golf y las bodegas marquen el itinerario.

Pero cuando el buen vino y la oferta gastronómica está dentro del propio campo de golf, la experiencia se vuelve puro placer, deleite y contemplación. Hoy os proponemos cuatro campos de golf que miran al sur, concretamente a Málaga, en los que se puede disfrutar de buenos paisajes, buenos hoyos y mejor vino. Si la costa del Sol, es para muchos la Costa Golf… por algo será. Faustino sabe lo que quiere.


A Faustino le gusta el golf, Golf La Resina

GOLF LA RESINA – Estepona.

Lagos y olivos centenarios son los paisajes que ofrece este campo que abrió sus puertas en 2005. Los jardines tropicales que lo rodean dan la impresión de estar jugando en el mismísimo Augusta y además a precios muy económicos. Nueve hoyos y de par 3 y 4 aseguran una placentera jornada que, para acabar como Dios manda, se puede rematar con un gratificante piscolabis en su bar o en su restaurante.

El suelo de barro del local combinado con chesters de cuero y una barra de madera envejecida son la mezcla perfecta del estilo british-andaluz, antigüedades que le dan señorío y pantallas de televisión donde poder seguir disfrutando del golf, de un buen Faustino y, cómo no, de los mejores partidos de fútbol de la temporada. Para los que prefieran un descanso algo más bucólico, la terraza del country-club tiene unas vistas inmejorables al campo de golf y a los jardines.


A Faustino le gusta el golf, Club de Golf la Duquesa

CLUB DE GOLF LA DUQUESA – Manilva.

Este club está en Manilva, entre el mar y la montaña, en un enclave más que privilegiado. El Club de Golf La Duquesa tiene 18 hoyos diseñados por el Maestro legendario Robert Trent Jones. Aunque no cuenta entre los mejores campos de la zona sin embargo sobresale por lo entretenido de su recorrido. Los nueve primeros hoyos discurren por calles estrechas y greens elevados, al más puro estilo inglés. Y de destacar es su hoyo 4, donde se puede hacer un break y contemplar el paisaje, son las mejores vistas de la zona.

Los últimos hoyos son más fáciles de jugar, con calles más anchas que los anteriores. Entre los asiduos destaca también el hoyo 17, un balcón al mar donde ya poder disfrutar casi del final del partido y empezar a pensar en el merecido descanso del guerrero.

El restaurante es una buena opción para tan merecido descanso. Menús del día a buen precio y con buena calidad (el pisto con huevos es una delicia) y buen vino Faustino para relajarse después de una larga jornada golfista.


A Faustino le gusta el golf, Santa María Golf Club

SANTA MARÍA GOLF CLUB – Marbella.

Este Club se encuentra en la Urbanización Elviria, en el municipio de Marbella. Es un campo que si no se está muy en forma es mejor recorrerlo en buggy, todo hay que advertirlo… Son dos campos de nueve hoyos unidos, nueve hoyos empiezan el recorrido hacia el monte y los nueve restantes regresan hacia el mar.

Los pinos y los robles son sus guardianes y la Casa Club, un cortijo español del siglo XIX, le da el encanto justo de vivir una experiencia plenamente andaluza, con su luz y su sabor.

El restaurante H19 es también otro de los atractivos del club. Vistas magníficas al campo de golf y a la montaña. Abrió sus puertas en 2006 y desde entonces se ha hecho muy popular no solo entre los practicantes del golf sino también entre todos los asiduos de la zona. El hoyo 19 está abierto a todo el que quiera disfrutar tanto de desayunos como de almuerzos y cenas. Lo más popular aquí es encargar una barbacoa, con carnes y productos ibéricos o de sus platos de estilo inglés, como el bacalao, y acompañados de una extensa carta de vinos


A Faustino le gusta el golf, Golf los Naranjos

GOLF LOS NARANJOS – Marbella.

Suaves ondulaciones, un río que lo atraviesa y naranjos que le dan un aroma espectacular. Ese es el gran reclamo de este club de golf, Los Naranjos. Fue uno de los tres primeros campos que diseñó en Andalucía el mítico RoberTrent Jones Senir junto al de Mijas y Valderrama.

Además de ser uno de los principales campos de la zona tiene un atractivo más, su restaurante La Hacienda Los Naranjos, uno de los más visitados de la Costa del Sol.

Cuenta con su propia bodega de buenos vinos y desde las 7.30 de la mañana está abierto para todo el que quiera disfrutar de una carta que mezcla la última vanguardia con los típicos refrigerios andaluces. Los postres tienen una mención aparte, imprescindible probarlos…