A comer con las manos

//A comer con las manos

A comer con las manos

El mundo del catering ¡qué alegrías que nos da! Organizar una fiesta distendida con comida que se pueda tomar de un bocado y con unos vinos que la acompañen es una gran solución para desarrollar nuestras habilidades sociales y culinarias, y de paso compartirlas con los que más queremos.

Solo hay que tener buena predisposición, ideas refrescantes y un rincón bien fresco donde disfrutarlo, así que aquí os dejo unas ideas de aperitivos con los que quedar como auténticos reyes… y todas muy fáciles.

Tacos de langostinos

Los tacos mexicanos son una de las recetas más extendidas por el orbe terrestre. Son sencillos de hacer, deliciosos y donde la imaginación se puede disparar, admiten prácticamente todo lo que queramos meterles dentro.

Los tacos de langostinos con tortillas de maíz se preparan dorándolos con ajo, y un poco de cayena al gusto. La base se forma con las verduras que queramos echarle: pimiento rojo, repollo en juliana… cuando está todo pochado, pero sin perder el crujiente, se añaden los langostinos, un poco de cilantro cortado, cebolla roja fresca y el zumo de una lima. El resultado es espectacular. Un blanco de Portia, blanco joven y afrutado le va perfecto.

Wrap de salmón y aguacate

Con estos enrollados el éxito está asegurado. El salmón y el aguacate son uno de esos maridajes que en cuanto se nos viene a la cabeza las papilas gustativas se ponen en funcionamiento. Para esta receta lo único que tendremos que cocinar son unos huevos duros, no muy cuajados, con 5 minutos tienen de sobra. 

Los ingredientes, salmón, aguacate, huevos, tomates cherry en tacos, cebolla morada, cilantro o eneldo, según el gusto, y el zumo de un limón. Se parte todo al gusto, se mezcla en un bol, y se rellenan los wraps. Exquisito y sencillo, además se puede dejar preparado y en la nevera para cuando nos apetezca. Los rosados de Campillo guardan la relación perfecta de frescura e intensidad para limpiar la boca de la grasa del salmón y el aguacate.  Son su compañero ideal.

Tartaletas de sobrasada con miel y piñones

Las tartaletas son otra de las masas socorridas que nos sacan de un apuro en cuestión de minutos. Lo ideal es que tengan el tamaño justo para cogerlas con los dedos y comerlas de un bocado. Se pueden rellenar de lo que queramos, pero una mezcla de sobrasada, miel y unos piñones o los frutos secos que más nos gusten, y un golpe de gratinado, hace un aperitivo delicioso y sabroso. En este caso, un Chardonnay de Marqués de Valcarlos le da el contrapunto perfecto.

Empanada de berberechos

Si somos de los que nos gusta la cocina, podemos hacer la masa, siempre quedará más artesanal y a nuestro gusto. Basta con tener buena mano para mezclar agua, levadura, aceite, pimentón, harina y sal. Si no nos queremos complicar, se pueden comprar muchas masas muy dignas en los supermercados. Para este relleno es mejor que sea una masa de pan y no de hojaldre, que se humedecería demasiado.

Para el relleno, sofreímos cebolla, salsa de tomate, pimentón, un poco de azúcar y sal. Añadimos las latas de berberechos que se nos antojen, un poco de perejil picado, y ya está. La empanada suele ser la reina de las fiestas, ese extraño influjo que produce esa masa tostada y dorada y el picoroto por el que todo el mundo se pelea… una opción fabulosa para compartir con amigos. Mi recomendación, acompañarla con un Cava de Faustino, en cualquiera de sus etiquetas.

By | 2020-07-12T18:43:34+00:00 julio 9th, 2020|Categories: Mundo Vino|Tags: , , , |0 Comments